Asuntos de Familia

En Prelegal Chile tenemos vasta trayectoria en materias que derivan de las relaciones de familia, en que nuestro sello es agotar la posibilidad de construir acuerdos entre las partes, entendiendo que las relaciones de familia nos acompañan el resto de la vida. Valoramos la resolución de conflictos por esta vía (en las materias que esto es posible), lo que nos ha permitido resolver cientos de casos de manera rápida, cómoda para los intervinientes, menos estresante para todos los involucrados, y con la mayor satisfacción para nuestros clientes. 

Pero este camino no siempre es recomendable o posible de implementar, por lo que tenemos un fuerte compromiso con la lucha por restablecer los derechos de quienes sufren atropellos o vulneraciones, sean hombres, mujeres, o niños, niñas y/o adolescentes.

Así, estamos capacitados para orientar, acompañar y representar a quien requiera ser asistido en sus problemas o preocupaciones legales de índole familiar

Disponemos de abogados especialistas en Divorcio Unilateral, Divorcio por Mutuo Acuerdo, Divorcio Culposo, Compensación Económica, Relación directa y regular (visitas), Tuición o Cuidado personal, Salidas del país, autorización para enajenar bienes de menores de edad, Medidas de protección por violencia intrafamiliar o vulneración de derechos, Declaración de bien familiar. Respecto de los alimentos, hemos patrocinado cientos de casos de demanda de alimentos, rebaja de alimentos, cese de alimentos, todos después de pasar por los procesos legales obligatorios de Mediación.

1.- Divorcio Unilateral: Es aquel que permite poner término al matrimonio mediante la disolución del vínculo matrimonial otorgando a los cónyuges el estado civil de divorciados. Es necesario que uno de los cónyuges demande ante el Juzgado de Familia correspondiente al domicilio, la declaración de divorcio y para ello debe cumplirse el requisito básico consistente en que la separación supere los tres años ininterrumpidamente (sin reconciliaciones de por medio). Es importante señalar que si hay deudas de alimentos por parte de quien inicia la demanda de divorcio, la demanda será desechada y no podrá prosperar.

Otra materia a considerar antes de iniciar una demanda de divorcio unilateral, es que debe estar resuelto en un juicio previo (o en un acuerdo) todo aquello que diga relación con los hijos en común: Alimentos, tuición, relación directa y regular (visitas) porque de lo contrario el divorcio no podrá prosperar.

2.- Divorcio por Mutuo Acuerdo: Es aquel que se puede solicitar al Juzgado de Familia correspondiente al domicilio de cualquiera de los cónyuges, cuando ha transcurrido como mínimo un año ininterrumpido desde el cese efectivo de la convivencia. Ambos cónyuges suscriben la demanda o solicitud de divorcio acompañando un acuerdo que resuelva y regule todos los aspectos que tengan relación con los hijos, como alimentos, relación directa y regular, destino de los bienes en común, etc.

Con esto el Tribunal sólo debe constatar que el cese de la convivencia ha sido ininterrumpido por más de un año previo a la demanda de divorcio.

3.- Divorcio Culposo: Es aquel que puede ser demandado en cualquier momento (sin esperar que transcurran uno o tres años) cuando el cónyuge que solicita el divorcio es víctima de una falta imputable al otro cónyuge, siempre que constituya una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común. Así, en casos de violencia intrafamiliar reiterada, infidelidad, incumplimiento a las obligaciones de alimentos y demás deberes del matrimonio, facultan al cónyuge inocente a demandar el divorcio. 

Es obligatorio probar la existencia de las situaciones que sirven de base para esta clase de demandas.

4.- Compensación Económica: Este es un derecho que la ley concede a uno de los cónyuges al interior de un juicio de divorcio (unilateral o por culpa, ya que en aquel de común acuerdo se entiende que todas estas materias están resueltas de común acuerdo por los cónyuges).

El objetivo de este derecho es proteger al cónyuge que resultaría perjudicado económicamente al decretarse el divorcio. Aquí también es indispensable demostrar al Juez de Familia cuales son los antecedentes que sirven de base para demandar la compensación económica.

5.- Relación directa y regular (visitas): En caso que los padres vivan separados, el niño, niña, o adolescentes, tienen derecho a compartir de manera permanente con el padre con que no viven, pero de manera ordenada con días y horarios establecidos claramente. Esto se puede obtener mediante un acuerdo entre los cónyuges (asistidos por sus abogados de Prelegal), o ante un Mediador, o si las opciones anteriores han fracasado, a través de una demanda en el Juzgado de Familia correspondiente al domicilio del menor de edad. Esta demanda puede ser entablada por el padre que no vive con el menor.

6.- Tuición o Cuidado personal: La Tuición o cuidado personal es el conjunto de deberes y derechos que corresponde a ciertas personas señaladas en la ley o por el juez, respecto al cuidado personal, crianza y educación de los hijos.

Si los padres viven separados, a la madre le corresponde el cuidado personal de los hijos. 

Pero ambos padres de común acuerdo, podrán determinar que el cuidado personal de uno o más hijos corresponda al padre. Este acuerdo podrá revocarse, cumpliendo las mismas solemnidades, es decir por medio de otra escritura pública o de una sentencia judicial.

Ahora, si el bienestar del hijo hace indispensable que sea el padre quien cuide al niño, niña o adolescente, sea por maltrato, descuido u otra causa calificada, el juez podrá entregar su cuidado personal al otro de los padres. Pero si el padre no colaboró con la mantención del hijo mientras estaba bajo el cuidado del otro padre, pudiendo hacerlo, el Juez no le dará el cuidado personal a él.

7.- Salidas del país: Cuando el niño, niña, o adolescente necesitan salir del país sea con uno de los padres, por motivos de estudios, o por cualquier otra razón, deberá contar con la autorización de los padres. Si viven separados, el padre que no vive con el hijo, también tiene que autorizar. 

Si se opone injustificadamente, o está inubicable, se pide al Juez de Familia correspondiente al domicilio del menor, la autorización quien la otorgará en reemplazo del padre ausente o ante su negativa injustificada.

8.- Autorización para enajenar bienes de menores de edad: La ley establece una protección para los bienes de los menores de edad (ya que ellos no pueden administrar sus cosas personalmente) y obliga a aquella persona que está a cargo de los bienes, a solicitar autorización a un Juez de Familia para vender alguna propiedad que pertenezca a un niño, niña, o adolescente. 

En este proceso judicial hay que demostrar que la venta es más beneficiosa para el menor de edad, que conservar ese bien a su nombre.

Este caso habitualmente se produce cuando heredan bienes y luego los demás herederos quieren vender, pero por haber un menor de edad entre los dueños, no pueden.

9.- Medidas de protección por violencia intrafamiliar o vulneración de derechos: Es una acción que se presenta ante el Juzgado de Familia correspondiente al domicilio de la víctima, en que se denuncia que existe violencia intrafamiliar u otra clase de vulneración de derechos, y se solicita que se dicten medidas de protección, que puede ser alejar al agresor del hogar, decretar intervención de organismos dedicados a velar por la integridad física y psicológica de las personas víctimas de abusos, entre muchas otras medidas.

10.- Declaración de bien familiar: Esta es una protección que la ley entrega a las familias en caso que la propiedad en que viven pertenece a uno de los cónyuges, y éste desea expulsar o privar a la familia de esa vivienda lo que los dejaría en el desamparo. 

Para gozar de esta protección es indispensable recurrir al Juzgado de Familia correspondiente al domicilio donde se encuentra el bien que se quiere resguardar para vivienda familiar, quien, conociendo todos los antecedentes, declarará que dicho inmueble queda reservado para ese uso y el dueño no podrá disponer de él mientras esté vigente la declaración de Bien Familiar.

11.- Demanda de alimentos: Si el padre que no vive con el menor no colabora con el dinero necesario para solventar los gastos de su vestuario, alimentación, recreación, salud, etc., hay que demandar ante el Juzgado de Familia, quien revisando todos los antecedentes que se adjunten al juicio, fijará el monto de dinero que deberá pagar el demandado.

Antes de iniciar la demanda es indispensable pasar por un proceso de Mediación obligatorio que busca ayudar a los padres al resolver el problema de manera más amistosa con la ayuda de un experto en esa materia.

12.- Rebaja o aumento de alimentos: Es el proceso que puede iniciar cualquier padre obligado a pagar una determinada suma de dinero por alimentos, y se enfrenta a un cambio de las razones que tuvo el Juez para fijar el monto que debía pagar. Eso se llama “cambio de circunstancias”. Por ejemplo, si cambió de trabajo y ahora gana menos que en la fecha en que fijaron los alimentos, puede pedir que se rebaje el monto de acuerdo a su nuevo nivel de ingresos; también puede ser que pagaba alimentos por  dos o más hijos, y uno de ellos ya deja de tener la edad para pedir alimentos, hay que explicar al Juez esta nueva situación para que se rebaje del monto de dinero fijado, la parte que correspondía a ese hijo.

Así, hay un sinnumero de situaciones nuevas que pueden influir en la realidad económica y ser un real fundamento para pedir que se baje el monto a pagar.

13.- Aumento de Alimentos:  Pero la situación puede ser a la inversa, y el padre que paga alimentos puede obtener un mejor trabajo que aumente sus ingresos y con eso estar en posición de para una mayor cantidad de dinero para mantener a sus hijos, y también hay que demandar para demostrar al Juez que hay nuevas circunstancias que justifican que se aumente el monto que el padre o madree pague para sus hijos.

El gran objetivo de Prelegal Chile es acompañar y asesorar a quienes recurren a nosotros para que obtengan los resultados que esperan en las materias que nos confían.