Autorización para enajenar bienes de menores de edad

La ley establece una protección para los bienes de los menores de edad (ya que ellos no pueden administrar sus cosas personalmente) y obliga a aquella persona que está a cargo de los bienes, a solicitar autorización a un Juez de Familia para vender alguna propiedad que pertenezca a un niño, niña, o adolescente. 

En este proceso judicial hay que demostrar que la venta es más beneficiosa para el menor de edad, que conservar ese bien a su nombre.

Este caso habitualmente se produce cuando heredan bienes y luego los demás herederos quieren vender, pero por haber un menor de edad entre los dueños, no pueden.