Declaración de bien familiar

Esta es una protección que la ley entrega a las familias en caso que la propiedad en que viven pertenece a uno de los cónyuges, y éste desea expulsar o privar a la familia de esa vivienda lo que los dejaría en el desamparo. 

Para gozar de esta protección es indispensable recurrir al Juzgado de Familia correspondiente al domicilio donde se encuentra el bien que se quiere resguardar para vivienda familiar, quien, conociendo todos los antecedentes, declarará que dicho inmueble queda reservado para ese uso y el dueño no podrá disponer de él mientras esté vigente la declaración de Bien Familiar.