Divorcio Culposo

Es aquel que puede ser demandado en cualquier momento (sin esperar que transcurran uno o tres años) cuando el cónyuge que solicita el divorcio es víctima de una falta imputable al otro cónyuge, siempre que constituya una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común. Así, en casos de violencia intrafamiliar reiterada, infidelidad, incumplimiento a las obligaciones de alimentos y demás deberes del matrimonio, facultan al cónyuge inocente a demandar el divorcio. 

Es obligatorio probar la existencia de las situaciones que sirven de base para esta clase de demandas.