Divorcio por Mutuo Acuerdo

Es aquel que se puede solicitar al Juzgado de Familia correspondiente al domicilio de cualquiera de los cónyuges, cuando ha transcurrido como mínimo un año ininterrumpido desde el cese efectivo de la convivencia. Ambos cónyuges suscriben la demanda o solicitud de divorcio acompañando un acuerdo que resuelva y regule todos los aspectos que tengan relación con los hijos, como alimentos, relación directa y regular, destino de los bienes en común, etc.

Con esto el Tribunal sólo debe constatar que el cese de la convivencia ha sido ininterrumpido por más de un año previo a la demanda de divorcio.