Relación directa y regular (visitas)

En caso que los padres vivan separados, el niño, niña, o adolescentes, tienen derecho a compartir de manera permanente con el padre con que no viven, pero de manera ordenada con días y horarios establecidos claramente. Esto se puede obtener mediante un acuerdo entre los cónyuges (asistidos por sus abogados de Prelegal), o ante un Mediador, o si las opciones anteriores han fracasado, a través de una demanda en el Juzgado de Familia correspondiente al domicilio del menor de edad. Esta demanda puede ser entablada por el padre que no vive con el menor.